ciclismo de montaña

Consejos para empezar a practicar ciclismo de montaña

Ciclismo

Salir a explorar las montañas sobre dos ruedas, se convierte en toda una aventura. A través del ciclismo de montaña podrás apreciar la belleza natural de los paisajes ocultos. Además, de ser una gran dosis de adrenalina, beneficia tu salud física y mental.

Este deporte también es conocido como MTB o BTT. El ciclismo de montaña es un tipo de ciclismo que consiste básicamente en desplazarse sobre una bicicleta por caminos o sendas naturales, que presentan cierta dificultad técnica.

Hoy en día dicha aventura se ha diversificado y sigue en crecimiento. Al punto que existen distintas modalidades, tipos de bicicletas y puede ser realizado de manera individual como grupal.

Beneficios del ciclismo de montaña

El ciclismo de montaña es un deporte muy recomendado por los médicos. No solo nos aleja de las tensiones diarias, además, de ser una actividad muy divertida, resulta ser muy beneficiosa para la salud

ciclismo MTB - deportista
  • Controla el peso, sin la pérdida de masa muscular. No solo es una actividad que lleva a gastar energía. Al practicarlo con constancia, el deportista consigue quemar grasa, tonificar su musculatura y controlar el peso corporal.
  • Se fortalece el sistema inmune. Al alejarte de la vida sedentaria, el ciclismo fortalece las defensas del organismo. 
  • Favorece el sistema cardiovascular. Este deporte es recomendado para aquellas personas que padecen enfermedades cardiovasculares. Tomando en cuenta ciertas medidas, estos ejercicios estimulan la circulación, disminuyen el colesterol malo en la sangre. Incluso previene la presencia de varices y estrías.  
  • Aumenta la capacidad pulmonar. Montando la bicicleta obtendrás una reparación más efectiva que, además, favorecerá el aumento del oxígeno en la sangre.  
  • Conexión con la naturaleza. Practicando esta actividad al aire libre, podrás conocer lugares únicos y aumentar tu respeto por la naturaleza. Al tomar la bicicleta podrás salir de las zonas urbanas y adentrarte a los bosques, selvas y demás parajes ocultos dentro de las montañas.
  • Salud emocional y mental. Al igual que otros ejercicios de actividad física, el ciclismo de montaña permite liberar endorfinas. Estos neurotransmisores de la felicidad, te harán sentir con mayor sensación de bienestar y ánimo. 
  • Mejora la vida social. La práctica te llevará a formar parte de grupos, integrados por personas que comparten tú mismo interés. Con estos compañeros podrás intercambiar opiniones, preparar rutinas de entrenamientos e informarte sobre los accesorios más idóneos. 
  • Ayuda a dormir mejor. Esta actividad física te llevará agotar toda tu energía mientras pedaleas y funcionará como antídoto contra el estrés y la ansiedad. Así pues, lleva a equilibrar el cansancio físico con el mental.  
  • Mejor capacidad resolutiva. El ejercicio a través del ciclismo de montaña mejora en los adultos, adolescentes y niños su capacidad de resolución de problemas. 

¿Qué se requiere para practicar ciclismo de montaña?

Muchas personas se pueden sentir atraídas por este deporte. Pero no solo es una actividad que requiere de las habilidades de coordinación y equilibrio. Fuera de ser un profesional en la rama, cualquier persona debe tener fuerza, destreza y resistencia, para poder adentrarse a la montaña con seguridad.

Si deseas iniciarte en esta práctica, es fundamental que tengas presente los siguientes factores:

1. Ponte en forma

Recuerda que al practicar ciclismo de montaña debes circular por varios kilómetros. Así pues, tendrás que mejorar y fortalecer tu capacidad aeróbica para soportar los largos recorridos. En función de ello, prepara una rutina diaria de ejercicios físicos, puedes salir a caminar, nadar o incluso trabajar con peso, para ponerte en forma.

Antes de montarte a la bicicleta procura calentar unos minutos. Realiza ejercicios de estiramiento, que actúen sobre los músculos como los cuádriceps, los hombros, el cuello, las pantorrillas y espalda baja. También puedes montar la bicicleta, iniciar con un pedaleo ligero e ir aumentando la velocidad poco a poco. Tras unos 10 a 20 minutos aumentará tu ritmo cardiaco y el flujo sanguíneo en los músculos. Esto evitará el riesgo de sufrir una lesión.

Otra alternativa es que practiques el manejo de la bicicleta, en terrenos que te ofrecen cierto grado de dificultad. Busca aquellos que contengan colinas, hierba, rocas, saltos y curvas, cerradas.

2. Equípate con la ropa adecuada para ciclismo de montaña

Al empezar en el ciclismo de montaña, debes contar con indumentaria necesaria para mantenerte seguro y protegerte de las condiciones a las que estarás expuesto. Selecciona un casco que se ajuste bien, y que, además, tenga rejillas de ventilación. Esto te permitirá estar fresco durante los días de sol.

Busca una camisa reflectante, para las rutas nocturnas y una chaqueta impermeable, que te proteja de los cambios climáticos. Elige pantalones que sean de preferencia cortos y acolchados. Otros elementos fundamentales son las rodilleras, coderas y guantes, ya que te cuidaran ante una caída y podrás evitar las ampollas.

Así mismo, debes contar con zapatos para ciclismo que se ajuste perfectamente a tu talla y a los pedales de la bicicleta. Las gafas de sol se convertirán en un agente protector contra el sol, viento, insectos e incluso polvo. No menos importante es el agua. Recuerda hidratarte constantemente, a pesar de que no tengas sed.

3. Recuerda las reglas

En este tipo de ciclismo debes tener presente algunas reglas fundamentales. Siempre respeta y sigue las señales de la ruta, mantén una velocidad adecuada y evita realizar trucos que sobrepasen tus habilidades. No tires desperdicios en los lugares a los que acudas y respeta a los animales que habitan allí.

BTT Ciclismo

Respeta y sigue las señales de la ruta

MTB Ciclismo

Mantén una velocidad adecuada

Hidratación en ciclistas

No tires desperdicios

Ciclista y su perro

Respeta a los animales

Tampoco olvides ir preparado, lleva un kit con las herramientas necesarias, así como de primeros auxilios. Más allá de tener presente los beneficios que tiene el ciclismo de montaña, acude a un especialista para valorar tu condición física y poder practicarlo.

Kit de herramientas para bicicleta:

  • Palancas para desmontar llanta
  • Juego para parchar
  • Cámara de repuesto
  • Bomba de aire portátil
  • Juego de llaves y desarmadores
  • Llave para radios o rayos
  • Corta cadenas / tronchacadenas
  • Bolsa de asiento
ciclismo de montaña - reparar bicicleta

Kit de primeros auxilios para ciclistas:

  • Algodón para curación
  • Agua oxigenada, merthiolate, yodo, alcohol etílico al 70% o cualquier producto de uso antiséptico y desinfectante.
  • Vendas
  • Venda elástica de al menos dos tamaños diferentes
  • Paquete de gasa
  • Toallitas antisépticas
  • Cinta de micro poros o adhesiva de grado médico
  • Guantes esterilizados
  • Jabón anti bacteriano
  • Paracetamol, ibuprofeno y cetirizina
  • Pomada para quemaduras
  • Sobre de electrolitos
  • Tijeras de punta redonda

4. Escoge el camino indicado

Al seleccionar el camino o sendero por el que vas a practicar ciclismo, debes tener presente tu nivel y la distancia que puedes cubrir. Los caminos más comunes por lo general están llenos de rocas, colinas, caídas, curvas y demás. La elección la debes realizar de manera sabia, sin imponer retos que no puedas manejar.

5. Selecciona la mejor Bicicleta

Al momento de elegir la bicicleta que te acompañará en tus aventuras, son muchos los factores que debes tomar en cuenta. Entre ellos está la marca, el material del que está hecha, el grupo del cambio y desviador o incluso el tamaño de sus ruedas. Así mismo, ten presente el uso que se le va a dar:

  • Cross-country. Idóneas para los senderos blandos, incluso con colinas. Son de gran ligereza y tienen cierta capacidad escaladora. Por lo general son usadas por los deportistas, que buscan acumular kilómetros y enfrentarse a pequeñas complicaciones en el descenso.
  • Downhill. También conocidas como bicicletas de descenso, son utilizadas para descender con gran velocidad una colina. De ahí que, suelen contar con doble suspensión y gran amortiguación.
  • Trail. Su modalidad no es competitiva, por lo que son bicicletas para realizar rutas de simple disfrute. Idóneas para los recorridos que no superan los 140 mm y exigen un ritmo moderado.
  • All Mountain. Ofrecen una doble suspensión, que oscila entre los 130 mm y los 160 mm. Permite un óptimo ascenso y descenso.
  • Bicicletas de enduro. Son una combinación entre las bicicletas de Downhill y Trail. Así pues, permite realizar rutas que contengan desniveles y requieren algunos saltos.
¿Te animas a practicar ciclismo de montaña? Cuéntanos en los comentarios
Calificar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más leídos

Artículos más leídos de nuestro Blog

Qué es un suplemento Pre-entreno y para qué sirve

¿Qué es una frecuencia cardíaca normal y cual no?

Ayuno intermitente: Definición, consejos y beneficios de incluirlo en tu estilo de vida saludable

Proteínas para mujeres: beneficios, mitos y consejos

Deficiencia de proteínas en la actividad deportiva: 5 señales de que no consumes las suficientes

Calcular IMC Indice de masa corporal

Consejos para correr una media maratón

Ectomorfo, endomorfo o mesomorfo: ¿Qué somatotipo eres?

Únete a la comunidad!

ACTIMAX

¿Qué deporte practicas?
*Al completar este formulario, te estás registrando para recibir nuestros correos electrónicos, recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento.